viernes, 28 de diciembre de 2012

La lágrima de la India, de Ismael Cruceta

Publicado por Goizeder Lamariano Martín


Título: La lágrima de la India
Autor: Ismael Cruceta
Editorial: Entrelíneas Editores
Año de publicación: 2012
Páginas: 220
ISBN: 9788498025330

En marzo hará dos años desde que conocí a Ismael Cruceta en persona, aunque le seguía desde un año antes en su Cajón de Historias. Y ya ha pasado más de un año desde que en octubre de 2011 leí su primera novela, Luz de libertad. Ahora por fin he podido leer la segunda, La lágrima de la India, después de haberla comprado en la presentación en Madrid. Como casi siempre, salí con muchísimas ganas de leer el libro, sobre todo después de escuchar lo que Ismael contó de los personajes, el escenario y el argumento. Y más después de lo muchísimo que me había gustado su ópera prima. 

Porque Ismael es mi amigo, porque me gusta su forma de ser y de escribir, porque me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta, porque me iluminó con su Luz de libertad, por todo esto y por muchas razones más tenía puestas unas expectativas muy altas en esta segunda novela. Expectativas que en parte se han cumplido y en parte no.

Le he dado muchas vueltas antes de escribir esta reseña. Me dolía, me daba pena, me entristecía decir que hay cosas en la obra de un amigo que no me han gustado. He dudado hasta el último momento. No sabía si omitir las cosas negativas y centrarme en las positivas, que también las hay, muchas y muy buenas. 

Pero precisamente porque Ismael es mi amigo creo que le debo confianza y, por encima de todo, sinceridad. Lo mismo que a todos los lectores de Cuéntate la vida. Así que finalmente he decidido escribir la reseña contando todo, lo bueno y lo malo, lo que me ha gustado y lo que no. Escribiendo desde las entrañas, como hago siempre.

Esta novela tiene tres personajes principales que llenan todo el espacio y hacen que el lector no eche en falta más personajes, más acción o más trama. Porque esta es una novela que habla de amor pero, por encima de todo, de amistad, de ilusión, de esperanza. De sentimientos intensos, profundos, duraderos. De sueños que superan el paso del tiempo y la distancia. 

Y, sobre todo, es una novela que habla de ganas de vivir, de disfrutar la vida intensamente, con sus cosas buenas y sus cosas malas, de ganas de comerse el mundo a besos, a bocados, saboreando lentamente cada detalle, cada instante, porque nunca sabemos cuál será el último.

Leonardo Soto es un famoso escritor que, sin embargo, estudió Bellas Artes porque quería ser pintor. Pero por las casualidades de la vida se convirtió en escritor y ahora no entiende la vida sin plasmar sus sentimientos, sus miedos, sus ilusiones en el papel. Respira a través de las palabras y por eso, cuando no le llega la inspiración, cuando no encuentra una historia que contar, se ahoga.

Anita Reina de Córdoba tiene 32 años y es la mujer más maravillosa que Leonardo Soto conoció jamás. Sin embargo, no son pareja. Son amigos, desde hace muchos años. Años en los que han compartido mil y un momentos y anécdotas inolvidables e irrepetibles que han perdurado en sus retinas para siempre.

Han viajado, se han emborrachado, han dormido juntos y, sobre todo, han compartido su vida, su día a día, todo lo bueno y lo malo que se ha ido cruzando en sus caminos, siempre unidos, juntos, inseparables, compartiendo cafés en La Flecha, siempre la misma cafetería, su lugar de confidencias, de complicidad, de una amistad intensa, irrompible y eterna.

Esta historia está llena de casualidades, como las que una y otra vez se empeñan en cruzar los caminos y los destinos de Leonardo y Soledad, una mujer de ojos verdes a quien conoció cuando los dos eran solo unos niños, la noche del 28 de octubre de 1982, cuando Leonardo con sus padres y Soledad con el suyo celebraban en Madrid que Felipe González había ganado las elecciones.

Con el paso de los años la suerte, la casualidad o simplemente la vida quiso que los caminos de Soledad y Leonardo volviesen a cruzarse muchas más veces: en una cafetería, en un semáforo, en una calle. Pero Leonardo siempre dejaba escapar la oportunidad de acercarse a esa misteriosa mujer de ojos verdes intensos, inolvidables, a la que no era capaz de retratar pero tampoco era capaz de olvidar.

¿De qué conocían sus padres a Soledad y a su padre? ¿Qué relación les unía? ¿Qué tenía que ver Soledad y su padre con la familia de la madre de Leonardo, que también se llama Soledad? ¿Tendría algo que ver el abuelo materno de Leonardo, exiliado en Francia, en Montpellier, durante el franquismo y que nunca más volvió a su patria, esa que tanto amaba y que tanto daño le había hecho?

Mientras Leonardo sufre en medio de este mar de dudas, de preguntas que no se atreve a plantear, de respuestas que no sabe si quiere descubrir o no, de una crisis de creatividad que le bloquea y le ahoga, su amiga del alma Anita vive sus propios problemas. A sus 32 años es virgen, no sabe lo que es amar ni ser amada. 

Únicamente tiene a su amigo Leonardo y a su gata Missy. Estudió Magisterio pero nunca ha trabajado como maestra. Se ha conformado con trabajar de teleoperadora. Anita se deja llevar hasta que su vida cambia cuando se entera de que sufre un cáncer con metástasis que antes o después va a acabar con su vida. Entonces, por fin, decide tomar las riendas, deja un trabajo que no le llena y por fin comienza a vivir intensamente y con plenitud.

Entonces se embarca en un viaje maravilloso, fascinante e inolvidable a Sri Lanka, el antiguo Ceilán, un país desconocido, lejano, que sin embargo la acogerá con los brazos abiertos y le enseñará que se puede ser feliz con poco, que se puede vivir intensamente en medio de una guerra interminable y desconocida. Un país que le mostrará la belleza y el poder de la Naturaleza en sus playas y sus paisajes, lo enriquecedor que es descubrir otra cultura, otra gastronomía, otra religión y otras tradiciones.

Y, por encima de todo, le enseñará la paz, la tranquilidad, la serenidad y el bienestar que puede encontrar en los templos budistas y en medio de toda esa gente con la tez morena y los ojos color aceituna. Y Anita por fin aprenderá a sentir, a amar, a ser amada y, en definitiva, a vivir.

Probablemente lo que más me ha gustado de la novela es la capacidad de Ismael para trasladar al lector a los escenarios de esta historia: Madrid, su Madrid, Montpellier y Sri Lanka. Me ha encantado el personaje de Anita, su amistad con Leonardo, y quizá el personaje que menos me ha gustado es Soledad, tan alocada, tan caótica, tan irracional e imprevisible, tan controvertida y a veces incomprensible. Leonardo y Anita me han resultado más coherentes, más íntegros y, por encima de todo, más valientes.

Me ha gustado mucho lo que Ismael nos cuenta en esta historia que nos habla de viajes, de vida y, sobre todo, de amistad. Y quizá me ha gustado un poco menos cómo nos lo cuenta. He echado en falta un poquito más de profundidad. Me ha dado la sensación de que en muchas partes de la novela pasaba de manera muy superficial, muy por encima, sin meterse de lleno en los personajes, en sus pensamientos y sus sentimientos y en todo lo que les va deparando la vida. O quizá sea simplemente que me ha sabido a poco.

En cualquier caso, la novela me ha atrapado y me ha seducido, me ha hecho reír y me ha emocionado y, sobre todo, me ha hecho sentir, pensar, reflexionar. Sobre la vida de Leonardo, de Anita, de Soledad y la mía propia. Sobre las casualidades que cruzan una y otra vez nuestros destinos, sobre las decisiones que tenemos que tomar, sobre el miedo que nos paraliza y nos impide ser felices.

Sin duda os recomiendo a todos la lectura de La lágrima de la India, una novela intensa, cálida, alegre, llena de esperanza, de optimismo, de ganas de vivir, de disfrutar, de ser felices. Llena de lágrimas de tristeza y de soledad, pero también de alegría y de felicidad. 

Una novela que nos hace darnos cuenta de lo importante que es el amor, pero también la amistad. Algo que muchas veces se nos olvida y que no valoramos como se merece. Y, por encima de todo, una novela que nos llega dentro, muy dentro, porque está escrita desde las entrañas.

34 comentarios:

Marina dijo...

Propósito 2013: leerme los libros de Ismael, disfrutar con ellos, y recomendarlos a los 4 vientos (porque sé que me van a encantar)

Enzo dijo...

Anotado queda para llenar las lecturas del 2013. Por lo que cuentas, es imprescindible.
Un beso.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Marina,

Me parece un propósito perfecto para el nuevo año. A mí me han gustado mucho las dos novelas de Ismael, quizá más la primera, Luz de Libertad, pero sin duda recomiendo las dos. Ya nos contarás cuando las leas. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Enzo,

Te recomiendo leer las dos novelas de Ismael, valen mucho la pena. Muchos besos.

Ismael Cruceta dijo...

Goizeder, gracias por esta larga y preciosa reseña!! es la primera que se publica sobre La lágrima de la India :)
cuando he leído los primeros párrafos me he asustado un poco, jajaja, pero luego me ha alegrado saber que te ha gustado y que digas de ella palabras tan bonitas como "intensa, cálida, alegre, llena de esperanza, de optimismo, de ganas de vivir, de disfrutar, de ser felices". GRACIAS!
Me gusta también que no todo sean halagos, porque en esos pequeños detalles es en donde puedo centrarme para crecer como escritor.
Un abrazo muuuuuuuuuy fuerte!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ismael,

No sabía que era la primera reseña, qué ilusión me hace, jeje. Sí, al principio dudé mucho, no me extraña que te hayas asustado, jaja, pero me alegra muchísimo saber que te ha gustado la reseña, te aseguro que está escrita con todo el cariño. Por supuesto que vas a crecer como escritor, mucho, muchísimo. Un abrazo enorme.

Narayani dijo...

Me encanta que seas tan sincera. Creo que Ismael agradecerá saber lo que gusta y lo que no y los futuros lectores también lo agradecemos para saber qué nos podemos encontrar. Yo tengo pendientes las dos novelas de Ismael aún, pero empezaré por Luz de libertad que me apetece muchisimo.

Besos!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Narayani,

Siempre intento ser sincera en las reseñas, para lo bueno y para lo malo, por respeto a los autores y a los lectores. Tienes que leer las dos novelas de Ismael, te van a encantar, ya lo verás. Muchos besos.

Margari dijo...

Uys, que viendo el principio de tu reseña me parecía que esta vez no te había convencido la novela. Pero veo que sí, que a pesar de esos fallitos que señalas, has vuelto a disfrutar con la novela de Ismael. A ver si este año logro acercarme a alguno de sus libros.
Besotes!!!

María dijo...

Bueno ya sabes que a mí me ha encantado el libro. Eso sí, siempre se agradece la sinceridad y más cuando hablamos de amigos :) Pese a todo, coincido contigo: es una novela vital (yo también lo digo en mi reseña) De todo, me quedo con Anita.
¡Muchos besos!

frank dijo...

se ve muy interesante el libro a mi me gusta muchos los libros y quiesiera leerlo y me gusta mas cuando hay mas ojas 220 ojas es genial.saludos

Lídia dijo...

Goizeder es muy loable por tu parte ser así de sincera. Y siempre lo demuestras en tus reseñas. El libro parece muy interesante. Lo anoto, pero es que tgengo una lista que no se acaba nunca.
Un beso.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Estupenda reseña por como lo has expresado pero sobre todo por su franqueza, tengo que leer a Ismael, los peros no me parecen insalvables. Besos

Ro. dijo...

La verdad que me llama mucho desde que Ismael nos la presentó en su blog. El otro día, cuando recibí su mail estuve tentada a escribirle corriendo y decirle que le compraba una, pero la razón me recordó que el dinero ha volado con los regalos de Reyes jajaja. Pero en enero en cuanto cobre, fijo que se la estoy pidiendo.
Saludos

Shanny dijo...

No conocía el libro ni el autor, pero se ve que tiene una historia interesante.
Puede que le dé una oportunidad, sobre todo porque Anita me cayó bien jaja.
Un besín.

Tatty dijo...

Me habías asustado un poco al leer el principio de la novela pero bueno, los puntos negativos no son tantos y tiene muchas cosas que a mí me llaman la atención, sobre todo los escenarios. No he leído aún ningún libro de Ismael pero espero estrenarme con este que tiene muy buena pinta y creo que me gustaría
besos

Bookworm dijo...

Bueno, está muy bien destacar lo que nos ha gustado y lo que no de una novela, yo creo que es fundamental sobre todo para el autor y además en este caso siendo un amigo seguro que lo agradece mucho más. Me ha gustado mucho tu reseña y espero que la novela también lo haga. Me llegó la semana pasada y trajo otro ejemplar para que Papa Noel se lo dejara a mi hermana, así que a ver si nos ponemos prontito con ella y podemos opinar con argumentos.
Un beso guapa.

Carmen dijo...

Bueno, lo que dices de que no te ha gustado mucho cómo cuenta la historia me ha resultado llamativa si al final te has emocionado tanto. Se queda una con ganas de leerla...
Besines y felices fiestas, Goizeder!!

Jesús dijo...

Goizeder, felicidades por esta reseña, tanto por lo bien que has descrito la nueva novela de Ismael como por ser la primera que se publica de "La lágrima de la India". Además, es de agradecer que las impresiones personales se escriban con total sinceridad, siempre desde el respeto. Y así lo has hecho, algo que te agradecerán los lectores como el propio Ismael. Sobre la historia, la descubriré en 2013, por lo que en algún momento podremos compartir nuestras impresiones. ¡Muchos besos y feliz 2013!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Margari,

Me costó mucho escribir esta reseña pero sí, la novela me ha gustado y sin duda la recomienda, igual que la primera obra de Ismael. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

María,

Siempre intento ser sincera en las reseñas y más si los autores son amigos. Anita es genial. Muchos besos, guapa.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Frank,

Bienvenido a Cuéntate la vida. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Siéntete como en tu casa y vuelve a este pequeño rincón literario siempre que quieras para leer, comentar o lo que te apetezca. Espero que pronto puedas leer y disfrutar esta novela. Imagino que te refieres a Hojas, no creo que la cantidad sea lo más importante de un libro sino la calidad. Un saludo y hasta la próxima.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Lídia,

Intento ser siempre sincera en las reseñas pero esta me costó escribirla mucho. Espero que pronto puedas leer y disfrutar esta o la anterior novela de Ismael, las dos valen mucho la pena. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Marilú Cuentalibros,

Sí, tienes que leer a Ismael, sus dos novelas son muy recomendables. Me alegro de que te haya gustado la reseña, me costó mucho escribirla. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ro,

Espero que en enero o cuando sea puedas leer y disfrutar la novela de Ismael, ya nos contarás qué te parece. Un saludo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Shanny,

Anita es un personaje inolvidable, creo que caerá bien a todos los lectores, tienes que leer las novelas de Ismael, no te vas a arrepentir. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Tatty,

Tienes razón, los aspectos negativos son mínimos y sin duda recomiendo la novela. Seguro que te gustan las dos novelas de Ismael. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Bookworm,

Tienes razón, la sinceridad es fundamental en las reseñas para el autor, los lectores y para quien la escribe, y más siendo el autor un amigo. Me alegro de que te haya gustado la reseña, seguro que la novela también, ya nos contarás cuando la leas. Menudo regalazo de Papá Noel. Muchos besos, guapa.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Carmen,

Espero que pronto puedas leer la novela, a pesar de los pocos aspectos negativos vale mucho la pena. Feliz año, muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Jesús,

Me ha hecho ilusión ser la primera reseña de la novela de Ismael y me alegro de que te guste, me costó mucho escribirla. Ya comentaremos con más calma cuando leas la novela, espero que te guste. Feliz año, un abrazo muy fuerte.

Vero dijo...

Qué ilusión hace leer algo de un amigo, y si además te acaba gustando, mejor que mejor. Tengo que hacerme con vuestras novelas, que no se me olvida! Un besito.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Vero,

Es cierto, hace muchísima ilusión leer lo que publica un amigo, las dos novelas de Ismael son muy recomendables, espero que pronto puedas leerlas y disfrutarlas. Muchos besos.

Kristineta! dijo...

Me parece bien que no solo hables de las cosas buenas de la novela, hay que ver las cosas negativas si las hay. Va bien para que nosotros no nos hagamos expectativas equivocadas y para que el autor corrija los posibles fallos que pueda tener para sus futuras novelas.
Yo también me he leído el libro y me ha gustado mucho. Ya tengo claro que Ismael escribe muy bien y que tiene en mí a una fan jajaja
Besos!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Kristineta,

No me extraña que seas fan de Ismael y de sus novelas, es un gran escritor. Muchos besos.

Publicar un comentario

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!

 

Cuéntate la vida Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review