miércoles, 31 de agosto de 2011

Por favor, cuida de mamá, de Kyung-Sook Shin

Publicado por Goizeder Lamariano Martín

Título: Por favor, cuida de mamá
Autora: Kyung-Sook Shin
Editorial: Grijalbo
Año de publicación: 2011
Páginas: 237
ISBN: 9788425346255

Mi relación con la literatura oriental se reducía a Murakami (Tokio Blues, Al sur de la frontera, a oeste del sol y Sputnik, mi amor) y a Un grito de amor desde el centro del mundo, de Kyoichi Katayama. Hasta ahora. Porque en junio le regalaron a mi chico por su cumpleaños Por favor, cuida de mamá, de la surcoreana Kyung-Sook Shin y nada más verlo me atrajo su portada y su sinopsis. Y al final lo leí y lo disfruté muchísimo durante los dos primeros días de agosto. Sus 237 páginas sólo me duraron dos días, para que os hagáis una idea de lo mucho que me ha gustado. ¿Conocemos realmente a nuestras madres? 

¿Sabemos quiénes son, cómo eran de pequeñas, cuáles son sus sueños, qué les gusta, qué hacen o qué les asusta? De esto habla esta novela sencilla, sincera y honesta. Una novela triste y alegre al mismo tiempo, angustiosa y esperanzadora. Una historia con muchas voces y un sólo sentimiento.


Park So-nyo es una humilde campesina que, durante toda su vida se ha dedicado a cuidar de su marido y sus cuatro hijos, una sacrificada y abnegada mujer que no sabe leer ni escribir pero que sí sabe cultivar todo tipo de alimentos para que a su familia nunca le falte de nada. Un día, mientras viaja con su marido desde su aldea, en el campo, a Seúl para ver a sus hijos y nietos, se queda atrás, como siempre, y no consigue montarse en el metro que ha cogido su marido. Se queda sola. Desaparece.

Mientras la buscan desesperadamente, sus hijos y su marido evocarán cómo ha sido su relación con ella y estos recuerdos no siempre son agradables o bonitos. Todo lo contrario. Son tristes, duros, producen impotencia, rabia y, por encima de todo, culpabilidad.

El primer capítulo está narrado por Chi-hon, la hija mayor, una famosa escritora que, entre escribir sus libros, presentarlos y acudir a seminarios no tiene tiempo para ir a ver a sus padres y casi tampoco para llamarlos y ver qué tal están. Su día a día es tan ajetreado, viajando por todo el mundo por trabajo o por placer que ni siquiera tiene tiempo para casarse.

En el segundo la historia está narrada por Hyong-chol, el hijo mayor. El mejor estudiante de su escuela durante muchos años, el ojito derecho de mamá, el favorito, el más mimado. El que no tenía que ayudar en casa y en el campo, sólo estudiar en su escritorio, que era sólo suyo. Al que mamá le reservaba las mejores comidas, los mejores platos.

El tercer capítulo nos lo cuenta el marido, que recuerda cómo era su mujer y, sobre todo, cómo se portaba con ella. Así, rememora todas las veces, todos los meses y las estaciones que se marchó de casa sin avisar, sin explicaciones, para luego volver como si no hubiese pasado nada. Y recuerda todas las muestras de cariño que le negó a su mujer, los gritos que le dio, los malos gestos, todas las veces que la ignoró.

El cuarto capítulo nos lo narra la propia desaparecida y así podemos ver a sus hijos y su marido a través de sus ojos y conocer sus sentimientos hacia ellos a lo largo de todos estos años. En el epílogo la narradora vuelve a ser Chi-hon.

A lo largo del libro conocemos también a la cuñada de Park So-nyo, que siempre se portó con ella como la peor de las suegras, y a su hija pequeña y sus nietos. A través de los recuerdos los saltos entre el pasado y el presente son constantes pero fluidos, sencillos, naturales. Así, con imágenes llenas de nostalgia conocemos también al cuñado de la mujer desaparecida o a su mejor amigo.

Una novela que nos enseña la comida, la cultura y las tradiciones coreanas al mismo tiempo que nos transmite un mensaje y un sentimiento universal. Una crítica al modo de vida actual. Un reproche a los maridos y los hijos. Un elogio a la familia. Un homenaje a las madres. Una novela emocionante, tierna, dulce, sensible, intensa y, por encima de todo, maternal. 

Si te interesa el libro puedes encontrarlo aquí. 

48 comentarios:

Laura Cid dijo...

Comenzando por Murakami, hace tiempo que me volvi una fanatica de la literatura japonesa (y asiatica en general). Me apunto este libro que me parece muy interesante. De paso, para completar tu "iniciacion" te recomiendo "La formula preferida del profesor", mi gran descubrimiento del mes (y del año!). Puedes leer una reseña en mi blog si quieres. Un beso

aleman81 dijo...

Pues ya me encanta y aún no la he leído! jejeje. Gracias por la reseña!

Teresa Álvarez dijo...

La verdad es que tiene una pinta muy interesante. También me gusta mucho la cultura oriental, aunque no he leído nada de autores coreanos. Parece una buena sugerencia para empezar.
Besos!

Mario dijo...

Luce muy interesante la trama por los diferentes puntos de vista que puede manejar haciendo un uso poliédrico de una imagen, me gusta esa auscultación maternal sobre alguien indispensable que toma su verdadero valor tras su falta, además yo de por sí siempre estoy animado a leer distinta literatura, la oriental me agrada mucho, que sea de surcorea la hace bastante novedosa para ver la escritura de algún representante de ese país que no es tan difundida. Queda anotada. Te agradezco la tan amena reseña. Un abrazo.

Mario.

Carol dijo...

Este te puedes imaginar que me lo apunto con mayúsculas, je je, con lo que me gusta la literatura oriental, es que estos libros son perfectos para conocer otras culturas sin movernos de casa, y eso es una de las cosas que más me gustan de la lectura. Gracias por la recomendación! Bsos

Lidia Montiel dijo...

Yo también me lo apunto Goizeder, además de tu estupenda reseña, también me atrae la portada. No dejaré nunca de agradecerte este blog tan estupendo que me informa, me enseña y me hace disfrutar más de la literatura. Un beso

Marina García dijo...

Lo tengo apuntado. Me sonaba su título y lo vi este fin de semana en una de las revistas que hay por casa y ya lo anoté. Me alegra saber que te ha gustado. El título me encanta y la portada también. Un beso grande.

PD. Espero que hayas disfrutado del verano ;)

M. dijo...

Bueno ya has leído tu más literatura japonesa que yo que solo disfruté hace ya algunos años de "Un grito de amor desde el centro del mundo", de Kyoichi Katayama. la verdad es que me gustó así que puede ser un buen momento para repetir con esta literatura y este libro de hoy me llama mucho la atención, sobre todo esa frase que has resaltado, ¿conocemos a nuestras madres?

Besos

Tatty dijo...

No lo conocía pero sin leerme la reseña lo he anotado a mi lista porque la portada me ha parecido preciosa y luego, una vez leída la reseña me he quedado con más ganas de leerlo, me encantan estos libros porque casi siempre son historias muy bonitas y además aprendes un montón de estas culturas
un beso!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Espero que cuando leas el libro te guste, ya nos contarás qué te parece. La fórmula preferida del profesor lo tengo apuntado en mi lista de pendientes desde hace tiempo, a ver si un día de estos le hago un hueco. Por cierto, pásame la dirección de tu blog, que creo que no la tengo. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ahora sólo falta que cuando lo leas también te encante, jeje. Me alegro de que te haya gustado la reseña y no tienes que darme las gracias por nada, faltaría más, yo encantada de compartir mis lecturas con todos vosotros.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Si te gusta la cultura oriental seguro que disfrutas mucho leyendo este libro, eso espero al menos, ya nos contarás cuando lo leas. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sí, es una trama muy interesante y si te gusta la literatura oriental seguro que disfrutas con este libro de una autora de Corea del Sur. Espero que te guste cuando lo leas, ya nos contarás qué te parece. No tienes que darme las gracias por nada, me encanta poder compartir mis lecturas con todos vosotros. Otro abrazo muy fuerte para ti.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sabía que tú te lo ibas a apuntar, jejeje. No tienes que darme las gracias por nada, espero que te guste, ya nos contarás tu opinión cuando lo leas. Muchos besos, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro de que te haya gustado la reseña y no me extraña que te atraiga la portada, es preciosa. Me alegro muchísimo de que te guste tanto mi blog. Muchas gracias a ti por estar siempre ahí. Un abrazo enorme.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Mira qué casualidad que justo lo hayas visto este fin de semana y lo apuntases. Ahora sólo falta que lo leas y lo disfrutes. El título y la portada son preciosos, pero la historia mucho más. Ya lo verás. Muchos besos, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Este libro no es japonés, su autora es de Corea del Sur, pero al menos es oriental, que supongo que te refieres a eso. Si te llama la atención leélo, ya verás como disfrutas mucho, ya nos contarás. Es una historia triste, dura, pero preciosa. Muchos besos!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No me extraña que te lo hayas apuntado sólo por la portada, es muy bonita, pero te aviso que la historia lo es todavía más. Muchos besos!!

M. dijo...

Error mio. Tienes razón me refería a oriental. Besos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Tranquila mujer, que no pasa nada, todos cometemos errores y además ya te había entendido, que es lo importante. Muchos besos.

Margari dijo...

Pues entre la portada tan bonita y la buenisima reseña que has hecho, no lo dudo y apuntado queda, que tiene una pinta tremenda.
Besotes!!!

Eva dijo...

Me ha gustado bastante tu reseña pero mi relación con los libros orientales no ha ido bien así que casi seguro que pasaré de este también.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro mucho de que te haya gustado mi reseña y te haya animado a leer el libro, espero que lo disfrutes mucho, ya nos contarás. Muchos besotes, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

¿Qué libros orientales has leído? Bueno, de todas formas siento que te haya ido mal y no quieras darle más oportunidades. Cada uno tenemos nuestros gustos. Muchos besos, guapa!!

Shorby dijo...

Qué reseña más atrayenteeeegrrrrr!!! jejejej
Me encanta la portada, no conocía el libro... me lo apunto, que ahora me ha dado por el rollete oriental (en lo que a lectura se refiere)   =)

Besotesss

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué bien que te guste la reseña y te parezca tan atrayente, jajaja. No, en serio, no me extraña que te encante la portada, es preciosa, casi tanto como la historia que cuenta. Espero que te guste y lo disfrutes cuando lo leas, ya nos contarás qué te parece este rollete oriental, jajaja. Muchos besos!!

Mientrasleo dijo...

Me encantó este libro. Y, como bien dices, se lee casi del tirón.
Un saludo

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No me extraña que te encantase, es una preciosidad de libro. Un saludo.

Marcela dijo...

Me encantó la reseña y, por lo que contás, el libro debe ser súper interesante, sin embargo no termino de engancharme con la lit. oriental ... 
Bueh, qué argentina bruta! En realidad, creo que sólo lo he leído a Murakami y estoy englobando en él a toda la lit. oriental. Voy a tener que abrir la cabeza!
Beso
Marcela

librosquevoyleyendo dijo...

La verdad es que los autores orientales no suelen llegar a los mercados europeos, una pena porque nos perdemos pequeñas joyas dignas de ser descubiertas y disfrutadas

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué bien que te haya gustado la reseña, me alegro mucho. Tienes que engancharte a la literatura oriental, seguro que con un libro como este lo consigues y disfrutas mucho con la lectura. Yo tampoco puedo opinar mucho eh, que sólo he leído a Murakami, a Kyoichi Katayama y a esta autora surcoreana. Pero sí, abre la cabeza y ya veras como no te arrepientes, jejeje. Muchos besos, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Por ahora sólo he leído tres libros de Murakami, uno de Kyoichi Katayama y este, pero todos han sido joyas con las que he disfrutado mucho. Muchos besos.

Kenya Hernández dijo...

La verdad es que tiene pinta de ser una historia que disfrutaría mucho. El género me gusta bastante y que provoque tantas sensaciones me atrae más.
Me lo apunto.
Saludos!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Si este género te gusta, seguro que te encanta este libro y que disfrutas un montón leyéndolo. Saludos!!

Eva dijo...

Un grito de amor desde el centro del mundo y Sputnik mi amor. Dos decepciones auténticas.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Vaya, pues a mí esos dos libros me gustaron mucho. Pero ya se sabe, para gustos están los colores. Muchos besos.

Perkins dijo...

Me ha gustado mucho la reseña. A ver si lo encuentro, de momento tengo un montón para leer pero me ha llamado mucho la atención, Me gusta este aspecto de los diferentes puntos de vista. El cuarto capítulo debe ser genial, no? Un beso!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro de que te haya gustado la reseña. Espero que puedas encontrarlo y leerlo, seguro que te gusta, ya nos contarás qué te parece cuando lo leas. Muchos besos.

Kristineta! dijo...

Tiene muy buena pinta el libro, realmente no soy muy dada a leer literatura oriental, como tú, solo he leido a Murakami. A este libro voy a darle una oportunidad... a ver que tal!
Besos!

Bibliobulimica dijo...

¡ahh que ganas me has sacado de leer este libro! y justo ayer lo vi en la librería así que en mi próxima visita se viene conmigo.
Un beso,
Ale.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sí, dale una oportunidad, seguro que te gusta, al menos eso espero, ya nos contarás qué te parece cuando lo leas. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué casualidad que lo hayas visto en la librería! Espero que pronto puedas leerlo y disfrutarlo, ya nos dirás qué te parece, espero que te guste. Muchos besos.

Sandra Ballesteros dijo...

Hola de nuevo Goizeder! Digo de nuevo porque me ha dado por firmarte en entradas antigüas jaja

Me ha encantado la portada, el título y todo en general, muy buena reseña, me lo apunto para un futuro cercano porque me apetece mucho leer algo de este tipo.

Un abrazo muy fuerte y gracias por dar a conocer este libro =)

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sandra Ballesteros,

Me encanta que leas y comentes el blog, tanto las entradas nuevas como las antiguas, así que tú sigue como en tu casa. Me alegro mucho de que te haya gustado tanto este libro y la reseña, tienes que leerlo, es una maraviila. Otro abrazo muy fuerte para ti y gracias por estar aquí.

Heidi Zavala Gives dijo...

Acabo de leer el libro y concuerdo en todo lo que escribes. Además, quiero añadir que los juegos del narrador son fascinantes. En varios momentos usa la segunda persona, lo cual hace que sientas que te cuestionan directamente, que uno es el personaje...

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Heidi,

Sí es una delicia de libro tanto por la historia como por el estilo. Tengo ganas de leer la segunda novela de la autora. Besos.

Unknown dijo...

Lo que más me ha gustado...la importancia que la protagonista concede a la educación. Ella, analfabeta, daría algo por haber ido a la escuela de pequeña. Y lucha denodadamente para que sus hijos, incluso su cuñado, la reciban. No duda ni un momento cuando su hija, de niña, pide que le compre un libro. Perpleja ante la petición, no duda en cumplir su deseo. Ya de mayor, aprende a leer. Y su generosidad de madre se hace aún más palpable:"Cuando por fin aprendí, quise hacer una cosa más aparte de leer con mis propios ojos un libro de mi hija: escribir una carta de despedida a todos los miembros de mi familia antes de llegar a esto".

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que comentas. La educación, la generosidad, el cariño de madre, están muy presentes en esta historia y la hacen especial e inolvidable. Un saludo.

Publicar un comentario

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!

 

Cuéntate la vida Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review