miércoles, 28 de marzo de 2012

Cómo me convertí en un muerto, de Borja Monreal Gainza

Publicado por Goizeder Lamariano Martín

Título: Cómo me convertí en un muerto
Autor: Borja Monreal Gainza
Editorial: Bubok
Año de publicación: 2011
Páginas: 261
ISBN: 9788499818047

Este es un libro muy especial para mí, ya que su autor, Borja Monreal Gainza, fue mi compañero en Diario de Navarra durante el verano de 2005. Hace unas semanas se puso en contacto conmigo para invitarme a la presentación de su segundo libro en Pamplona, pero como vivo en Madrid desde hace más de dos años, me fue imposible asistir. Aun así, él se ofreció a enviarme un ejemplar del libro y yo, por mi parte, a leerlo y reseñarlo. Y aquí estoy. El protagonista de esta historia es un joven preso al que conocemos durante su estancia en la cárcel. Allí va a pasar los próximos 25 años de su vida. 

Tiene tiempo para leer, para escribir, para pensar, para recordar. Sobre todo para recordar. Para rememorar una y otra vez esas escenas que no le dejan dormir, que están ancladas en su cabeza, que le atormentan. Esas escenas que han cambiado su vida para siempre. Su forma de ver el mundo, su moralidad, su existencia. Todo ha cambiado por culpa de un asesinato.

Su pasado vuelve una y otra vez a su mente. Un pasado oscuro y oculto que el lector irá descubriendo poco a poco, página a página, frase a frase. Y descubrirá también por qué este hombre está en la cárcel, qué hizo, quién es. ¿Un asesino, un terrorista, un ladrón, un violador? ¿Es inocente, es culpable? No sabemos ni siquiera su nombre. Pero tampoco lo necesitamos. Nos basta con comprender el por qué de su absurda existencia.

Las mismas preguntas que se hace el lector también se las plantea Inés, una joven enfermera que cuida al protagonista cuando éste decide dejarse morir. Nada en su vida tiene ya sentido. Ya no importa el pasado. Ya no cuenta el presente y el futuro ha desaparecido. Ya no hay esperanza, ya no hay ilusión, ya no hay proyectos. Únicamente dudas, incertidumbres, desesperación.

Con el paso de los días, Inés y el protagonista irán estrechando sus lazos, esos lazos especiales, peculiares, distintos, que les unen cada día más. No saben nada el uno del otro, no conocen sus historias, sus vidas, pero eso no les impide necesitarse, ayudarse, apoyarse el uno en el otro para intentar superar, día a día, sus vidas grises, monótonas, apagadas, asfixiantes.

Inés es joven, muy joven, tiene toda la vida por delante y, aun así, es incapaz de vivir, de ser feliz, de ilusionarse, de emocionarse. No sabe. No puede. Su vida se limita a ir de casa al trabajo y del trabajo a casa. No tiene amigos. No tiene pareja. No sale. Ella también vive en una cárcel, su cárcel personal, en la que su madre, enferma desde hace años, es su carcelera. Tiene que cuidarla, atenderla, limpiarla. Aunque no pueda. Aunque no quiera.

Entre Inés y el protagonista está ella. Una mujer de la que tampoco sabemos su nombre. Simplemente es ella. La compañera del protagonista. Su amiga. La que siempre ha estado ahí. En lo bueno y en lo malo. En la diversión y en el sufrimiento. En la alegría y en el dolor. En las juergas y en las lágrimas. En las risas y en la desesperación. Solo ella sabe realmente quién es él. Qué hizo, por qué está en la cárcel, cuál es su historia, sus motivos, sus razones. Solo ella sabe qué le empujó a hacerlo. Ella es su confidente, su apoyo incondicional, su única cuerda para salir de ese pozo, de esa oscuridad, de ese abismo.

Pero ella también es el lastre que le une a su pasado, a todo lo que ocurrió aquella noche, a todo eso que ahora quiere olvidar. Que no quiere contar. Que no quiere recordar. Ella y él formaban un extraño triángulo junto con Ana, la novia de él, la amiga de ella. Siempre juntos, siempre unidos. Los tres. Siempre.

Ahora también hay un triángulo. El que forman él, ella e Inés. Cada uno con su pasado, con su historia, con sus fantasmas, sus miedos y sus pesadillas. Con sus sueños, sus deseos, sus anhelos. Con su rabia, su impotencia, su dolor. Con sus dudas, sus incertidumbres, sus preguntas sin respuesta.

Aun así, solo ellos pueden ayudarse. Se necesitan. Para vivir, para sobrevivir, para encontrar algo de sentido, por poco que sea, a su pasado, a su presente y, sobre todo, a su futuro. Si es que lo tienen en medio de tanto sinsentido, entre tanta desesperación, entre tanto absurdo. ¿Qué es la justicia, qué es la moral, qué es la razón, quién dicta las normas y las convenciones sociales? ¿Qué es lo bueno y lo malo? ¿Qué es lo correcto y lo incorrecto? ¿Qué es lo aceptable y lo prohibido?

Esta novela corta pero intensa tan solo me duró dos tardes. Dos tardes en las que la historia me fascinó, me sedujo, me atrapó y me hipnotizó. Cada vez más cuantas más páginas leía. Quería saber, necesitaba saber. Conocer la verdadera historia de los tres protagonistas. De él, de ella, de Inés. Descubrir sus circunstancias, los motivos que les empujan a ser así, a comportarse así, a actuar así. Quería saber para entenderlos, para comprenderlos, para aceptarlos. Necesitaba saber para compadecerlos, para apoyarlos. Pero, por encima de todo, necesitaba saber para no juzgarlos.

Y al final, gracias a los cinco cuadernos que él escribe en la cárcel, tanto Inés como los lectores descubriremos la verdad. Y entenderemos que no todo es tan simple como puede parecer, que todo tiene un antes capaz de justificar un después, por aberrante que sea. Cinco cuadernos que lo cuentan todo. Cinco cuadernos bajo seis palabras. Cómo me convertí en un muerto.

26 comentarios:

Pilar González dijo...

Pues sí que parece interesante la novela, así que la tendré en cuenta, así además conozco a otro autor de novela negra. Un beso

Lídia dijo...

Me parece muy interesante Goizeder, voy a apuntármelo (me estoy volviendo loca con los acentos) en mi larga lista.
Un beso.

mafaldas dijo...

Cuando he visto la portada me ha echado un poquito para atrás pero leyendo la reseña has conseguido picar mi curiosidad por saber qué llevó al protagonista a la cárcel y por qué quiere dejarse morir pero, sobre todo, por saber quién es ella. Me lo apunto.
Musus.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Pilar González,

Yo no definiría este libro como novela negra, pero en cualquier caso te lo recomiendo. Espero que pronto puedas leerlo y disfrutarlo, ya nos contarás qué te parece. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Lídia,

Me alegro de que te parezca interesante y de que te lo apuntes. Muchos besos, guapa.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Mafaldas,

La portada, al menos a mí, me recuerda a historias de zombis, pero nada que ver con el contenido del libro. Me alegra ver que mi reseña ha conseguido picarte la curiosidad y te lo hayas apuntado. Espero que pronto puedas leerlo y disfrutarlo. Musus.

Margari dijo...

De primeras no me llamaba la atención, pero tras leer tu reseña has conseguido llamar mi atención. Se nota que te ha gustado y me has dejado con conocer esta historia, que son muchas las preguntas que nos has dejado sin respuestas...
Besotes!!!

Tatty dijo...

Pues me has dejado con la curiosidad de descubrir la verdadera historia de estos tres protagonistas, parece interesante, apuntado queda por si me cruzo con él
besos

Shorby dijo...

Qué buena pinta!!
No lo conocía, creo que por la temática puede gustarme =)

Besotess

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Margari,

Me alegro de que mi reseña haya llamado tu atención. Sí que me ha gustado mucho y espero que a ti también si al final te animas a leerlo y encontrar las respuestas a todas esas preguntas. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Tatty,

Sí que es muy interesante y me alegro de que te haya picado la curiosidad. Espero que pronto te cruces con él, ya nos contarás qué te parece si lo lees. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Shorby,

Si cree que puede gustarte, te lo recomiendo y te animo a leerlo, engancha muchísimo. Espero que te guste si te animas a leerlo. Muchos besos.

Dolores dijo...

Me ha dado la sensación que este libro promueve la empatía. No es fácil saber ponerse en el lugar de los demás, e imaginar sus sentimientos, y si hablamos de un preso menos. Me ha gustado la reseña, desconocía el autor, así que gracias por descubrirnos cosas nuevas. Un beso

Paloma dijo...

Me lo apunto. Tiene buena pinta. Me gustan los libros que te descubren a los personajes, no tanto lo que hacen como lo que sienten, lo que piensas, lo que les motiva o desmotiva. Que la lectura nos impulse a descubrir qué hay detrás de lo aparente.
Besos

Jesús dijo...

¡Muy buena reseña! Sabes de sobra que en mi lista de próximas lecturas y/o adquisiciones, he añadido muchos títulos de los que has comentado en tu blog, y así te lo he hecho saber. Pero este título no sólo formará parte de esa lista, sino que sin duda alguna lo coloco en un lugar preferente, encabezándola. Me he quedado prendado de lo que cuentas, así que espero tener la ocasión de leer esta historia en un futuro. ¡Muchos besos!

Anónimo dijo...

pues parece un libro muy interesante; que bien que te ha quedado la reseña, dan ganas de salir corriendo a comprarlo ;)
un beso,
Ale.

Pablo dijo...

Se ve muy interesante, realmente. Y tu reseña transmite mucho, así que apuntado queda ;) No conocía al autor, ni tampoco al libro, pero preguntaré en la librería porque el sólo título ya me atrae.
Un abrazo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Dolores,

Lo has definido muy bien, este libro sí que habla de la empatía, de saber ponerse en el lugar del otro, de no juzgar sin conocer la historia que cada uno tenemos detrás, de no tener prejuicios. Me alegro de que te haya gustado la reseña. Gracias a ti. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Paloma,

Este libro te va a encantar, porque de verdad que habla de los sentimientos, pensamientos, motivaciones, etc. de los personajes y desde luego que empuja a seguir leyendo para descubrir su historia y lo que hay detrás de cada uno. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Jesús,

Qué bien que te haya gustado la reseña, me alegro mucho. Veo que el libro te ha entusiasmado, me alegra saber no solo que sigues mis humildes, modestas y personales recomendaciones, si no que encima tienes tantas ganas de leer este libro. Espero que pronto puedas leerlo y disfrutarlo porque vale mucho la pena. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ale,

Sí que es un libro muy interesante, me alegra saber que he conseguido transmitir en la reseña todo lo que el libro me ha transmitido a mí. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Pablo,

Me alegro de que el libro te resulte interesante, espero que puedas encontrarlo, para leerlo y disfrutarlo, ya nos contarás qué te parece. Otro abrazo muy fuerte para ti.

María dijo...

Es una gran reseña Goizeder. La verdad que por lo que nos cuentas tiene pinta de ser una historia dura pero muy interesante. Creo que me la voy a apuntar. Una vez más, te doy la enhorabuena por esta gran reseña.
¡Muchos besos!

Olga Olmedo dijo...

Me ha gustado lo que has contado del libro. La verdad es que no lo concía pero parece que merece la pena acercarse a él. Me lo apunto. Un saludo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

María,
Muchísimas gracias por tus palabras, pero eres una exagerada, jejeje. No, en serio, me alegro mucho de que te haya gustado la reseña y espero que leas el libro y lo disfrutes, vale mucho la pena, aunque como muy bien dices es duro pero muy interesante. Muchos besos, guapa.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Olga Olmedo,

Me alegra saber que te he descubierto un libro que no conocías y que además te ha llamado la atención. Espero que puedas leerlo y disfrutarlo. Ya nos contarás qué te parece. Muchos besos.

Publicar un comentario

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!

 

Cuéntate la vida Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review