miércoles, 6 de octubre de 2010

El llano en llamas, de Juan Rulfo

Título: El llano en llamas
Autor: Juan Rulfo
Editorial: El País Clásicos Siglo XX
Año de publicación: 1953
Páginas: 140
ISBN: 848966952X

Vuelvo a Juan Rulfo después de haber descubierto a este escritor mexicano en junio con Pedro Páramo. Como ya comenté en la reseña de esta novela, aunque en general la historia me gustó, no terminó de seducirme del todo, principalmente por la constante presencia de los muertos y las almas. Algo que, como ya dije entonces, es una de las principales características del realismo mágico. Sin embargo, con El llano en llamas me ha ocurrido todo lo contrario. Me ha atrapado desde la primera hasta la última página precisamente por la ausencia de esos espíritus y esos fantasmas. 

Porque, a pesar de ser los dos únicos libros que Juan Rulfo llegó a publicar, Pedro Páramo y El llano en llamas son dos obras muy diferentes. La primera es una novela dura, inescrutable a primera vista y, sin embargo, llena de sentimientos profundos que unen a los vivos con los muertos. Mientras que esta otra obra del escritor mexicano está formada por 17 relatos en los que los personajes son ante todo cercanos, próximos y reales porque, por encima de todo, son humanos.

Estos relatos cortos, fluidos, que se leen en un suspiro y que dejan con ganas de más, de mucho más, nos cuentan historias que, a pesar de haber sido escritas hace casi sesenta años, nos siguen pareciendo actuales y logran que nos sintamos identificados con los personajes y que incluso lleguemos a sentir cariño, lástima o ternura por ellos.

Unos personajes que, aunque no viven en Comala, intentan día a día sobrevivir en unas tierras igualmente áridas, inhóspitas, secas y abrasadas por el sol en las que resulta casi imposible encontrar trabajo, comida o agua. Unas tierras más parecidas al infierno que a cualquier otra cosa, de la que, cada uno a su manera, todos intentan escapar, vivos o muertos.

El llano en llamas recrea a la perfección este escenario desolador en el que, sin embargo, todavía hay sitio para los sentimientos. Como la esperanza por encontrar la forma de trabajar la tierra y seguir adelante. La sed de venganza. La desesperación al ver que una riada se ha llevado la vaca que daba sentido a la vida de una hermana pequeña a la que ahora no le quedará más remedio que seguir el camino de sus dos hermanas mayores y convertirse también en prostituta. Asesinatos a sangre fría, sin ningún tipo de remordimiento ni de culpabilidad. Asesinatos por compasión, por evitar mayores sufrimientos a un enfermo desahuciado, aunque sea un hermano y un cuñado. Miedo a morir y acabar en el infierno. Luchas crueles, fraticidas, brutales entre amigos y vecinos. Una súplica de clemencia para un condenado a muerte por un asesinato que no cometió. La impotencia al ver que un pueblo se muere porque es demasiado complicado sobrevivir en él. La incapacidad de un mando del ejército rebelde por continuar con una guerra absurda. Los sueños rotos de un joven que sólo quería salir de su país para ganar dinero y mantener a su mujer y sus hijos. Los recuerdos, las anécdotas, la historia de todo un pueblo. El odio de un padre hacia su hijo porque la soledad y la tristeza han acabado con su vida. El abuso de poder de unos gobernantes sobre un pueblo destrozado por un terremoto. Un crimen pasional. Los juicios morales obsesivos e implacables provocados por un fanatismo religioso que se niega a ver la realidad tal y como es.

De todo esto y de mucho más nos habla El llano en llamas con un lenguaje mexicano, cautivador, seductor, que nos va atrapando poco a poco, a cada palabra, a cada frase, a cada párrafo y a cada página hasta envolvernos en una atmósfera que nos hechiza como el humo que desprenden las llamas.

Si te interesa el libro puedes encontrarlo aquí

20 comentarios:

  1. Pues parece una buena referencia de literatura sudamericana. Ahora estoy leyéndome también un libro que se desarrola en el mundo de los llaneros venezolanos, así que cuando vi el título, me vine corriendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene buena pinta, no he leido todavia nada del autor, aunque si lo hago seguro que comienzo por este porque el realismo mágico creo que no es lo mio.
    besotes

    ResponderEliminar
  3. Pues Pedro Páramo es uno de mis eternos pendientes, la verdad. Espero que me guste más que a ti y, si lo hace, creo que apuntaré este libro, aunque no soy mucho de relatos, pero parece que los temas son interesantes.

    ResponderEliminar
  4. No he vuelto a leer a Juan Rulfo desde mi "Pedro Páramo" del instituto. A mí sí me había gustado, quizás por la novedad en el estilo, al no haber leído nada de realismo mágico antes, pero nunca más me preocupé por buscar otra obra del autor.
    No soy muy amiga de los libros de relatos, pero reconozco que son ideales para llevar con una en el bolso. Nunca sabes dónde vas a poder abrir un libro y los relatos si son breves no los dejas a medias.
    No sé si será fácil tropezarse con este libro, pero estaré atenta por si lo veo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. A mí es que los relatos cortos no me suelen gustar. Siempre me dejan con ganas de más!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Icíar,

    Qué casualidad que justo ahora estés leyendo lo de los llanos de Venezuela. Como literatura sudamericana me parece muy buena, por el lenguaje que utiliza, las ciudades, pueblos y lugares que describe, etc. Espero que si te animas a leer El llano en llamas te guste, ya nos contarás. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Carmina,

    Espero que te animes a conocer a Juan Rulfo. Y, desde luego, si el realismo mágico no es lo tuyo, te animo a que te estrenes con El llano en llamas y espero que lo disfrutes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Isi,

    Yo hasta hace poco tampoco era muy amiga de los relatos, pero en poco tiempo he leído varios libros de relatos (Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, El llano en llamas, Los girasoles ciegos y Cronología de mi dolor por Argelia y otros relatos contra el olvido) y todos me han gustado muchísimo. Y me pasa como a ti, Pedro Páramo fue durante muchísimo tiempo un eterno pendiente pero al final me animé y el estilo de Juan Rulfo me ha gustado y te lo recomiendo. Ya nos contarás. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bookworm,

    Es muy fácil tropezarse con este libro, yo al menos lo he visto en muchas librerías, tanto normales como de viejo, y en mercadillos. Espero que lo encuentres, lo leas y lo disfrutes. Qué gozada, leer Pedro Páramo en el instituto, a nosotros no nos mandaban este tipo de lecturas. Sobre los relatos, estoy de acuerdo contigo en que son muy prácticos y cómodos de leer y te digo lo mismo que le he dicho a Isi, yo no era muy amiga y en poco tiempo he leído cuatro libros de relatos. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Laky,

    Como les he dicho a Isi y a Bookworm, te recomiendo que te animes con relatos porque yo antes no era muy amiga de estos libros y ahora estoy encantada. Porque son cómodos y fáciles de leer y, por lo que dices, que te dejan con ganas de más. Eso se puede ver como algo negativo o como algo positivo, porque creo que eso es lo mejor que se puede decir de un libro y la mejor sensación que te puede dejar, señal de que es muy bueno. Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Dandybrandy,

    No sé a qué te referirás con lo de Frankie Machine keller, ya nos lo explicarás y de todas formas esta entrada es de El llano en llamas. Hay dos entradas anteriores del libro El invierno de Frankie Machine, la reseña y la presentación en Madrid, por si quieres dejar tu comentario que, espero que la próxima vez sea más explícito. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Los dos me gustaron mucho, aunque yo, a diferencia de ti, me decanto por Pedro Páramo, es que el realimo mágico me encanta. Bsos!

    ResponderEliminar
  13. Carol,

    Si te gusta tanto el realismo mágico no me extraña nada que te encantase Pedro Páramo. A mí ese libro no me disgustó, sí que me gustó y me hizo disfrutar, pero tampoco es que me entusiasmase. El llano en llamas me gustó más. Muchos besos!

    ResponderEliminar
  14. Esta novela del autor ni siquiera me sonaba, pero veo que te ha gustado más que la anterior. Creo que la voy a dejar pasar, porque tengo mucha lectura pendiente.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  15. Luisa,

    Tú tranquila, todos tenemos muchísimos libros pendientes y muy poco tiempo para disfrutar de la lectura así que es imposible leer todo lo que vemos reseñado. Muchos besos!

    ResponderEliminar
  16. hahaha el llano en llamas...ahora tengo que inventarme un final para cada cuento.pero komo que no me llamo mucho la atencio0n el kueto

    ResponderEliminar
  17. Anónimo,

    Siento que no te gustase este libro, a mí me encantaron todos los cuentos, desde el principio hasta el final.

    ResponderEliminar
  18. Es un libro de cuentos para leerse en conjunto, es de lo más gráfico que he leído, los personajes, los paisajes, la dura realidad descrita no sólo la vemos, la palpamos y hasta la sentimos y todo expresado en un lenguaje incomparable.
    Los leo como la poesía, volviendo a ellos cada cierto tiempo encontrando nuevas sensaciones.
    17 cuentos al nivel de los mejores cuentistas de cualquier lengua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo,

      Estoy de acuerdo contigo en que es un libro muy gráfico que transmite mucho con todos los sentidos. Un saludo.

      Eliminar

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!