domingo, 4 de septiembre de 2011

Nada, de Carmen Laforet

Publicado por Goizeder Lamariano Martín

Título: Nada
Autora: Carmen Laforet
Editorial: Bibliotex
Año de publicación: 1944
Páginas: 223
ISBN: 8481303054

En los últimos meses he leído varias reseñas de esta novela y, además, me ha tocado estudiarla en la asignatura de Textos Literarios Contemporáneos. Desde el principio me llamó la atención su argumento y tuve claro que quería leerla. Lo que no sabía era cuándo. Y el otro día, cuando me acerqué a la biblioteca camino de la piscina, la busqué y no esperé más para leerla. Y creo que no me he equivocado en la elección. He leído esta novela con la que Carmen Laforet ganó con 23 años el premio Nadal en 1945 durante la tercera semana de agosto. Una semana en la que familiares y amigos vinieron a Madrid para celebrar con nosotros que Pablo y yo nos convertíamos en pareja de hecho. 

Tener gente en casa, las comidas, las cenas, los paseos y, en definitiva, la falta de rutina han hecho que esta novela de sólo 223 páginas me durase mucho más de lo esperado.

Aun así he disfrutado mucho de la lectura. Aunque quizá disfrutar no sea la palabra más adecuada en este caso. Porque lo que transmite esta novela es claustrofobia, angustia, tristeza, miedo, soledad, desesperanza. Todo eso y mucho más es lo que siente la protagonista, Andrea, una joven de 18 años que acaba de dejar la casa de su prima Isabel en un pueblo catalán para vivir con la familia de su madre en Barcelona, donde comienza en la universidad sus estudios de Letras.

Huérfana, Andrea sueña con vivir en paz, con poder cumplir sus sueños, sus ilusiones y sus proyectos. Quiere explorar, descubrir y vivir Barcelona intensamente. Pasear sin rumbo, perderse por sus calles. Estudiar y aprender en la universidad.

Pero cuando Andrea llega al piso de la calle Aribau una noche después de haber perdido el tren de la mañana no encuentra nada de lo que esperaba. Le reciben su tía Angustias, una solterona beata, amargada y cobarde que paga con los demás su falta de valentía para luchar por el amor de su vida. Su abuela, una mujer que parece un cuervo, delgada, blanca, pequeña y menuda intenta poner paz en la casa pero sólo ve lo que ella quiere. Sólo piensa en Juan y Román,sus hijos, en defenderlos, en lo buenos que son, en sus niños, sus pequeños, sus hijitos.

Juan está casado con Gloria, con quien tiene un niño pequeño. Es un maltratador, un pintor fracasado que no es capaz de vender sus cuadros ni de encontrar un trabajo con el que mantener a su familia. Román es un violinista y pianista bohemio que vive solo en la buhardilla, aislado, refugiado y protegido del resto de la familia. No quiere saber nada de ellos, no quiere ser como ellos. Pero eso no evita sus encontronazos con su hermano Juan por culpa de Gloria.

Por si fuera poco, Andrea tendrá que convivir también con Antonia, la criada y cocinera de la casa, una mujer dura enemistada con todos los habitantes de la casa. Una casa pobre, oscura, fría, gris, llena de trastos inútiles, de fantasmas. Una casa que para Andrea se convertirá en una auténtica cárcel, una prisión de la que no podrá salir sin que alguien le controle, le vigile o incluso le siga.

Por eso la universidad se convierte para Andrea en una válvula de escape, una liberación, un lugar en el que puede sentirse libre y ser ella misma. Allí conoce a Ena, una joven de clase bien con la que vivirá una intensa amistad. Ena, su madre, Andrea y Román formarán un peculiar cuarteto en el que el amor, el odio y la pasión se entrelazan en el pasado y en el presente.

Y también conocerá a más jóvenes, sobre todo chicos, con los que experimentará sus primeros bailes, sus primeros pretendientes, sus primeros sentimientos y sus primeros deseos. Pero también sus primeras vergüenzas. Porque sabe que ella no es como los demás. No pertenece a una familia de buena posición social y económica, no tiene dinero, ni siquiera comida, ropa o calzado decente. No puede invitar a sus amigos a casa. Por eso se avergüenza y eso le duele. Mucho.

Le duele casi tanto como los insultos, la violencia, los golpes, las lágrimas, el dolor, el odio, la envidia y la rabia que inundan el piso de la calle Aribau. Un piso falto de cariño, de amor, de comprensión e, incluso, de comida. Un piso lleno de noches sin dormir por culpa del hambre, del frío, de los gritos y del miedo.

Un piso en el que sus ocho inquilinos son culpables de sus actos, de las consecuencias que tienen en ellos mismos y en los demás. Pero también son víctimas. Víctimas de la Guerra Civil, de la pobreza, de la miseria, de la posguerra. Una posguerra que les quitó todo y les dejó sin nada. 

Si te interesa el libro puedes encontrarlo aquí

46 comentarios:

Laura Cid dijo...

Yo lei esta novela hace unos años, y la recuerdo bastante angustiosa, llena de tristeza, envidia y malos sentimientos. Me gusto en su justa medida, ni mucho ni poco, aunque la ambientacion me recordaba mucho a otras novelas que habia leido y tal vez por eso se me hizo un poco pesada.

Teresa Álvarez dijo...

¡Muy buena reseña! Tengo ganas de hincarle el diente a esta novela, pero no encuentro el momento, porque esos ambientes opresivos y hostiles me ponen en un estado de ánimo horrible!
Besos :)

LidiaMontiel dijo...

Uix!!!! jajajajajaj Este libro lo leí hace tantos, tantos, tantos años que si tengo que serte sincera no me acordaba de nada, que ni leyendo tu reseña he podido acordarme de nada?????!!!!!!!!! Lo que quiere decir que el libro no me dejó mucha señal!!!! De momento no lo peinso releer jejejejej tengo una lista más interesante de otras de tus reseñas.
Un beso Goizeder!!!!!!

Jesús Martínez dijo...

Goizeder, llevo años queriendo leer esta reseña, y nunca he encontrado el momento. Hace un par de años, en una visita a una librería de segunda mano, me encontré con esta novela y me la traje a casa. Y ahí sigue. Me alegra haber leído tu reseña, porque creo que va siendo el momento. Voy a tener que empezar a rescatar libros que tengo olvidados y que vuelven a mi cabeza gracias a tu blog (sigue rondando por mi mente "La colmena").

Muy buena reseña, como siempre. Por cierto, creo que te felicité por FB, pero por si acaso, ¡enhorabuena por vuestra unión!

¡Besos!

Pilar Blanco dijo...

Me alegro que te gustara. Para saber más de esta autora, "Música blanca", precioso libro escrito por su hija Cristina Cerezales. Un beso.

David Pérez Vega dijo...

Hola Goizeder:

Yo leí esta novela hace ya unos cuantos años, unos 10, y recuerdo que me gustó mucho. Me pareció muy moderna en cuanto a temática y estilo.
Me pareció percibir que el escritor Ignacio Martínez de Pisón la debía de haber leído también porque, al menos en sus primeros libros, noté una influencia en su obra.

saludos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sí que es una historia angustiosa, triste. Una ambientación muy dura, pero creo que si consigue transmitirnos todos esos malos sentimientos es un gran mérito de la autora. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro de que te haya  gustado la reseña. Es cierto que el ambiente de esta novela es bastante opresivo y hostil, pero eso no significa que no se pueda disfrutar de la lectura. Encuéntrale el momento y ya verás cómo no te arrepientes. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Pues sí que te marcó poco el libro, porque no te acuerdas de nada, ni siquiera leyendo la reseña, eso ya es grave eh, jajajaja. No me extraña que no lo quieras releer, con lo poco que debió de gustarte. Muchos besos, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No es demasiado larga, así que es fácil encontrarle el momento y leerla. Además, si ya tienes el libro en casa, no tienes excusa para no leerlo. Y La colmena también es cortito, así que ya sabes, tienes tarea pendiente, jeje. No, en serio, espero que pronto puedas disfrutar de estas dos grandes novelas de nuestra literatura. Me alegro de que te haya gustado la reseña y muchísimas gracias por la felicitación. Un besazo muy fuerte.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No conocía el libro Música blanca ni sabía que lo había escrito la hija de Laforet. ¿Es novela o qué es? Muchas gracias por la recomendación. Muchos besos.

Carol dijo...

A mi es un libro que no me gustó nada, lo leí durante la carrera con 19 ó 20 años y me aburrió bastante, no conecté nada con los personajes y sus situaciones, aunque como pasa muchas veces creo que quizá no fue el momento ni la edad indicados para leerla. De todos modos, hace poco la leyó mi chico con el que suelo coincidir y tb le aburrió, quizá simplemente sea que no podemos congeniar con la novela y ya está. Pero cuando pasa con novelas tan reconocidas una se siente un poco rara y como que te estás perdiendo algo. Por cierto, muchas felicidades por tu reciente unión, me gustaron mucho tus fotos en el FB. Un besazo

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué alegría verte por aquí! No me extraña que te gustase, es muy buena y, como dices, muy moderna, adelantada a su tiempo. Me ha parecido muy interesante lo que comentas de Ignacio Martínez de Pisón, la verdad es que no me había dado cuenta. De él sólo he leído Carreteras secundarias y Dientes de leche. Saludos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Qué pena que no te gustase, pero es cierto que probablemente influyó mucho el momento, la edad, demasiado pronto para leer una obra así. Aunque si a tu chico tampoco le ha gustado ahora, quizá tengais razón y simplemente no es vuestro estilo, para gustos están los colores. Y nada de sentirte rara, mujer. Muchísimas gracias, guapa, me alegro de que te hayan gustado las fotos. Un besazo muy fuerte!!

Trescatorce dijo...

Leí el libro muy jovencita, creo que más o menos con la edad de la protagonista, y recuerdo que me encantó. Se ha quedado en mi recuerdo como una de mis novelas favoritas. Aunque es dura, me pareció muy fácil de leer, y a mi no me costó nada meterme en la piel de Andrea. Lo malo es que, con mi memoria, recuerdo poco de este libro.
Va siendo hora de una relectura... Ya caerá, ya.
¡Gracias por recordarla!
Besos y  enhorabuena!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me alegro mucho de que te gustase tanto y la recuerdes con tanto cariño, tanto la historia como a Andrea. Seguro que si ahora te animas a releerla vuelves a disfrutar mucho de la lectura. No tienes que darme las gracias por nada, faltaría más, yo encantada de habértela recordado y de poder compartir mis lecturas con todos vosotros. Muchos besos y muchas gracias, guapa!!

Vero dijo...

A mí tampoco me gustó en exceso, supongo que la oscuridad propia del piso y de esa familia se me pegó y no me acabó de hacer el peso. Es una historia super triste. Besitos.

Marina García dijo...

No he leído nada de ella. La apunto junto con otro autor catalán, Jaume Cabré, al que también tengo ganas de "hincar el diente". Un abrazo grande ;)

Bookworm dijo...

Pues no he leído esta novela, y la verdad es que tampoco conocía su argumento. No la descarto porque a mi hermana, que la leyó hace años, le gustó mucho, pero no es lo que me apetece en este momento.
Por cierto felicidades a ti y a Pablo por haberos convertido en pareja de hecho. He estado tan "off" que no me había enterado. Acabo de curiosear tu Facebook y ya he visto las fotitos. Todos muy guapetones para la ocasión, si señor.
Besos

Margari dijo...

Leí este libro en mis años de carrera y lo disfruté enormemente, y luego lo releí  y fue con este libro cuando me dí cuenta de lo diferente que puede ser tu lectura con unos añitos más, como puedes apreciar de distinto modo las cosas y comprendes otras mejor. Pero la disfruté igualmente. Una joya de nuestra literatura.
Me encanta siempre las buenas reseñas que haces de nuestros clásicos.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Lo tengo en casa desde hace un montón y con muchas ganas de leerlo... pero por unas cosas u otras, al final ahí sigue.
A ver si me pongo!!

Besotes

nanno dijo...

Lo apunto, y trataré de conseguirlo en Buenos Aires

Marcela dijo...

Felicidades por la ¿formalización? de estado civil!!! Qué lindo!
La novela parece interesante y hace tanto que no leo nada de Carmen Laforet que voy a ponerme en campaña para conseguirla.
Beso
Marcela

Kenya Hernández dijo...

Felicidades por esa unión!!!
Esta es una novela que en principio no me llama. No sé, tendría que tenerla físicamente frente a mí y tal vez le daría una oportunidad, pero de momento creo que la dejo pasar.
Un abrazo!!

Ismael Cruceta dijo...

He decidido que cuando acabe La casa de los espíritus, que es con la que estoy ahora, leeré Nada. Un beso!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sí, es una historia muy triste pero creo que muy buena y que logre transmitir esa oscuridad y tristeza es un gran mérito de la autora. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No conozco a Jaume Cabré, a ver si me informo. Espero que te guste el libro cuando le hinques el diente, ya nos contarás qué te parece. Otro abrazo muy fuerte para ti.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Si no te apetece ahora, déjalo para otro momento, pero leéla y nos cuentas qué te parece, espero que te guste, igual que a tu hermana. Muchas gracias por la felicitación!! Me alegro de que te hayan gustado las fotos, pero de guapetones nada, era 16 de agosto, en Madrid, hacía un calor insoportable así que íbamos cómodos y frescos, que era lo importante para sobrevivir. Muchos besos!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No me extraña que hayas disfrutado de este libro las dos veces que lo has leído. Me alegro mucho de que te haya gustado la reseña. Muchos besotes, guapa!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Eso, a ver si te pones con él y lo lees, que teniéndolo en casa no tienes excusa. Espero que te guste, ya nos contarás qué te parece. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Espero que tengas suerte y puedas conseguirlo en Buenos Aires y, por supuesto, que te guste y lo disfrutes, ya nos contarás tu opinión cuando lo leas. Un saludo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Muchísimas gracias!! Buf, que serio suena eso de formalización, da casi hasta miedo, jejeje. Espero que puedas conseguir pronto el libro y disfrutarlo. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Muchísimas gracias!! Si no te llama, déjala pasar y ya está, no pasa nada. Por suerte para nosotros tenemos muchos autores, géneros y historias para elegir y disfrutar con nuestras lecturas. Otro abrazo muy fuerte para ti!!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

La casa de los espíritus la leí hace muchos años y me encantó, estaré atenta a tu reseña y espero que te esté gustando. Y por supuesto también espero que te guste Nada, ya nos contarás qué te parece. Muchos besos!!

Eva dijo...

Uf, que agobio de novela. De todas formas seguirá entre mis pendientes porque me da la sensación de que te ha gustado.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Sí que transmite agobio, angustia, tristeza, incluso claustrofobia, pero creo que es muy meritorio lograr transmitir todo eso en una lectura. A mí sí que me ha gustado mucho, espero que a ti también si te animas a leerlo. Muchos besos.

Perkins dijo...

Es tan claustrofóbica y gris... a mi me gustó mucho pero reconozco que me quedé "tocada". Por cierto, muchas felicidades! espero que te lo pasaras de miedo! un abrazo!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No me extraña que te quedases tocada, es una novela muy especial y, como muy bien dices, es claustrofóbica, transmite mucha angustia. Muchas gracias!! Sí, lo pasamos genial con la familia y los amigos ese día y también el resto de la semana, fueron unos días muy buenos. Otro abrazo muy fuerte para ti.

Kristineta! dijo...

Es una novela muy conocida y realmente no sabía bien bien de que iba el argumento. Con tu reseña se me han aclarado todas las dudas y me apetece mucho leerla!
Besos!

Bibliobulimica dijo...

algún día tendrá que caer, aunque no se cuando. Por lo pronto queda anotadísima en mi libreta.
Un beso,
Ale.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Yo tampoco sabía hasta hace poco, cuando leí una reseña, la de Vero y lo estudié en la carrera de qué iba la novela, aunque conocía el título y la autora. Me alegro de que mi reseña te haya servido para aclarar dudas y te hayan entrado ganas de leerla. Espero que te guste, ya nos contarás. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Bueno, sea cuando sea, espero que cuando la leas te guste, ya nos contarás qué te parece. Muchos besos.

Anónimo dijo...

A mí me ha parecido un tostón de mucho cuidado y me ha costado bastante leerlo. Eso sí, la narrativa es muy buena para ser Carmen Laforet en aquella época tan joven y por eso transmite tan bien los sentimientos de angustia a lo largo de la historia, pues es excelente en tema descriptivo. También hay que entender la época en la que se escribió y la censura que había en esta, por eso Carmen, al igual que otros autores de su época, solo se basan en describir la realidad tal y como es sin ponerle ningún matiz subjetivo para que el lector interprete la realidad de la forma que crea conveniente y para evitar posicionarse. También hay que valorar el hecho de que sea una mujer la que escribió el libro y no un hombre, pues en aquella época el monopolio de la literatura lo poseían los hombres. Es decir, creo que hay que tener en cuenta muchas cuestiones para poder juzgar esta novela. Pero repito que quizá para la época actual leer esta novela se vuelve pedante pues hoy en día hay libros increíblemente buenos que dejan el listón muy alto.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Muchas gracias por tu comentario tan extenso y tan bien argumentado. Estoy de acuerdo contigo en casi todo. En lo de tostón no. Y no creo que sean comparables las obras de otras épocas con las actuales.

Unknown dijo...

trabajo sobre el libro en la perspectiva de la violencia y el lenguaje.Un punto de la violencia que oculta los lectores y los cientificos, est la abundencia de la violencia narrativa en la obra que se resume por el sufrimineto moral ( destabilizacion y desprecio)

amisut dijo...

La está leyendo un chico para bachillerato y yo escucho los fragmentos leídos en voz alta y los comentarios. La había leído como lectura obligatoria en el instituto, en una época aun reciente a la de la protagonista. Me pareció una pedantería con estereotipos de una época que era así de oscura. En poco tiempo leí Los hermanos Karamázov y pude apreciar la diferencia.
Es lamentable que en bachillerato tengan como obligatoria esta cursilería.

Publicar un comentario

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!

 

Cuéntate la vida Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review