domingo, 7 de diciembre de 2014

¡Quemad Madrid! O llevadme a la López Ibor, de Raquel Peláez

Publicado por Goizeder Lamariano Martín

Título: ¡Quemad Madrid! O llevadme a la López Ibor
Autora: Raquel Peláez
Editorial: Libros del K.O.
Año de publicación: 2014
Páginas: 245
ISBN: 9788416001224

Hace cuatro meses mi chico y yo vimos este libro en el escaparate de una librería. Nos llamó la atención por su título y su portada. Estábamos en agosto, recién llegados a Pamplona, nuestra tierra, a donde volvíamos después de cinco años viviendo en Madrid. Nos hizo mucha gracia y supimos que antes o después lo leeríamos. Estábamos seguros de que nos echaríamos unas risas con él. El mes pasado, en una de nuestras muchas visitas a la biblioteca, lo vimos en la estantería de novedades y nos lo trajimos a casa sin pensárnoslo ni un segundo. Los dos teníamos muchas ganas de leerlo. 

Yo fui la primera en leerlo y lo devoré en dos ratos. Es cortito, con capítulos también muy cortos y, además, tiene muchas ilustraciones muy divertidas de Alfonso Zapico. El libro me ha gustado mucho y sin duda se lo recomiendo a cualquiera que sea de Madrid o haya vivido en esa ciudad que no deja indiferente a nadie.

Es una especie de guía de la ciudad con muchos datos, anécdotas y recuerdos, todo contado con mucho sentido del humor, pero también ironía y crítica hacia los tiempos que nos están tocando vivir.

Pero no ha sido lo que imaginaba. Esperaba encontrarme más humor, más risas, más carcajadas, y aunque alguna que otra me ha arrancado, no lo voy a negar, lo que más me ha transmitido este libro es nostalgia. Añoranza, morriña, recuerdos. Buenos recuerdos, buenísimos recuerdos de Madrid. Una ciudad que me enamoró la primera vez que la visité, en diciembre de 2006, y en la que he sido muy feliz estos cinco años. Una ciudad que me ha dejado huella y que jamás podré olvidar.

La historia de la autora, Raquel Peláez, es muy parecida a la mía. Ella llegó a Madrid procedente de su Ponferrada (León) natal en febrero de 2009, en autobús. Yo también lo hice en autobús y solo ocho meses después, en octubre de 2009. Las dos somos periodistas, escritoras y blogueras. Y, cómo no, unas enamoradas de Madrid, una ciudad que siempre sorprende, que nunca se descubre y se disfruta del todo porque siempre tiene algo más que ofrecernos.

En definitiva, las dos somos de provincias y las dos creamos el blog al poco de vivir en Madrid, algo muy típico de los provincianos cuando llegamos a la gran ciudad. Así que no solo me he sentido muy identificada con la autora si no que, por encima de todo, me ha encantado volver a Madrid de su mano.

Recorrer su skyline con el pirulí, las torres Kio, las cuatro torres o torre Picasso. Recordar el sabor de los sándwiches de Rodilla o las pulgas del Cien Montaditos. El sabor de la cerveza, Mahou, siempre Mahou, servida en un mini y no en un katxi, y con tapa, por supuesto, bendita costumbre madrileña.

Entre sus páginas no he sabido responder a la pregunta de si es moralmente reprobable emborracharse en un VIPS, pero he recordado con muchísimo cariño las cenas y las jarras de sangría en el Madrid-Madriz, los desayunos con churros o porras a horas intempestivas, recorrer las cafeterías-librerías de Malasaña, las juergas en el Penta, aquella fatídica noche en la sala Clamores, las horas muertas comprando o tan solo hojeando libros en la Cuesta de Moyano, los interminables atascos en la M-30.

Pasear una vez más por Gran Vía, Sol, Huertas, Fuencarral, Chueca, Noviciado, La Latina o el templo de Debod. Los cafés en el Comercial o en el Gijón, las meriendas-cenas en el VIPS, comer gallinejas y entresijos en Las Vistillas en la Verbena de la Paloma o en la Pradera en San Isidro. La excursión a Mejorada del Campo para visitar la catedral de Justo, esa que todos habíamos visto en un anuncio de Aquarius.

El metro, tan imponente, lioso y temible al principio y tan cómodo, cotidiano y familiar poco después. Eso sí, si en algo no estoy de acuerdo con la autora es cuando dice que en el metro de Madrid no se lee. Yo soy la primera que, si iba sola, siempre iba leyendo, y veía a muchísima gente que también lo hacía. Será que no cogíamos las mismas líneas ni a las mismas horas... Porque creo que en la única estación en la que no he visto a nadie leyendo es en la estación fantasma de Chamberí.

Todo esto y mucho más tiene sitio en este libro que también habla, entre otras muchas cosas y personas, de los museos, Carmen Martín Gaite, David Summers, Javier Marías, Fernando Martín, Christina Rosenvinge, el incendio del edificio Windsor y, cómo no, la clínica López Ibor, uno de los centros psiquiátricos más conocidos y prestigiosos. 

Y, por supuesto, también de prisas, agobios, atascos, aglomeraciones, el insoportable calorazo de agosto, pero también de la delicia y gozada que es pasear por la ciudad, especialmente a la noche, cuando todo el mundo ha huido a la playa y solo quedamos los turistas y unos pocos valientes con amigos con piscina.

Porque sí, Madrid es para valientes y para locos. Tiene muchas cosas malas, como todas las grandes ciudades, imagino, pero también tiene muchas otras buenas, muy buenas, buenísimas. Y tiene además el cielo más azul que he visto en mi vida. Un cielo que no esperaba, con tanta contaminación y tanta polución. Un cielo precioso, intenso, que invita a soñar, a sonreír, a vivir, a ser feliz. Un cielo de un color que para mí, desde hace cinco años, siempre será azul-Madrid.

A los que sois de Madrid, a todos esos amigos maravillosos e inolvidables que hemos dejado allí, os encantará este libro. A los que, como yo, sois de provincias y a mucha honra pero habéis vivido o vivís en Madrid, también os hará disfrutar. Y a los que todavía no conocéis esta fantástica ciudad, os animo a descubrirla en persona, en vivo y en directo, pero también a través de estas páginas.

Ah, se me olvidaba, solo un último consejo antes de que salgáis del blog. Por favor, tener cuidado de no introducir el pie entre coche y andén.  

Si te interesa el libro puedes encontrarlo aquí

28 comentarios:

Unknown dijo...

Me lo llevo! Por lo que nos cuentas, tiene que resultar una lectura la mar de entretenida . Yo también soy de provincia, y aunque en cuanto puedo me escapo a Barcelona cualquier época del año, cualquier día de la semana, seguro será genial descubrir los rincones de Madrid;)
Besos

Tatty dijo...

No lo conocía pero no me atrae especialmente, no estoy segura de si lo disfrutaría
Besos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Cristina,

Espero que te diviertas mucho descubriendo Madrid con este libro. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Tatty,

Yo te animo a que le des una oportunidad es cortito se lee muy fácil y es divertido. Muchos besos.

Leira dijo...

Me encanta Madrid, una ciudad que voy descubriendo poco a poco. Pasé mi infancia ahí, pero no sabía ni la mitad de las cosas que la ciudad te puede ofrecer. A veces me pregunto que en qué Madrid vivía yo. Besos!

María Alonso dijo...

¡Qué gracia! Seguro que lo acabo leyendo, yo que soy tan madrileña :) Por razones ajenas a María, su visita en los blogs va con retraso.

¡Muchos besos!

Margari dijo...

Pues si encuentro este libro me lo llevo seguro. Tiene que ser divertido visitar Madrid con él. Y así vuelvo a esta ciudad donde lo he pasado muy bien las poquitas veces que he ido.
Besotes!!!

Eva dijo...

A mi no me llama. A Madrid solo voy de visita así que me temo que no lo conozco demasiado bien.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Leira,

Madrid es una ciudad con muchísimo que ofrecer que nunca se descubre del todo. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

María,

¡Qué alegría verte por aquí! A ti
estoy segura de que te va a encantar. Aunque sea con retraso pásate cuando quieras. Un besazo muy fuerte.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Margari,

No me extraña que lo pases bien cada vez que vas a Madrid. Espero que puedas leer el libro lo vas a disfrutar mucho. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Eva,

Una pena que no te llame porque te haría pasar un rato muy divertido. Muchos besos guapa.

CuEnTaLiBrOs dijo...

No he vivido en Madrid aunque he ido de vista alguna vez, como rato divertido y por explorar la ciudad no parece mal plan.
Besos

Enzo dijo...

Me lo llevo por ver que descubro de Madrid, seguro que me falta mucho que aprender.
Un beso.

albanta dijo...

Madrid siempre me ha gustado. Es una ciudad con muchísimos encantos.No me importaría leeerlo.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Marilú,

Aunque no hayas vivido en Madrid si conoces la ciudad te gustará y divertirá. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Enzo,

Esa es la sensación que me ha dado leyendo que a pesar de vivir allí cinco años me faltaba muchísimo por descubrir. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Albanta,

Si te gusta la ciudad, que no me extraña, te encantará el libro ya lo verás. Muchos besos.

Carm9n dijo...

He visitado la capital en varias ocasiones. El libro parece una buena forma de conocer la ciudad un poco mejor, y con risas incluidas...
Besines,

Meg dijo...

Este no es de los míos, aunque me parece una propuesta original. Un besote!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Carmen,

Tú lo has dicho una forma muy divertida de conocer Madrid. Muchos besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Meg,

Me alegro de que te parezca original aunque no te llame. Muchos besos.

Al calor de los libros dijo...

Supongo que el verte identificada hace este libro un poco más especial.
He ido bastantes veces por Madrid y creo que he estado en muchos de los sitios que comentas, es más mientras leía tu reseña me llovían recuerdos.
Lo que no pillo es tu consejo del final, creo que hay algo que me he perdido ;)
Un abrazo

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Blanca,

Sí tienes razón en este libro la identificación es clave los madrileños de nacimiento o adopción lo disfrutamos màs. La frase final la repiten en la megafonía del metro jeje. Muchos besos.

Narayani dijo...

Como madrileña y enamorada de mi ciudad: ¡gracias por las palabras dedicadas! Se ve que has disfrutado el libro muchísimo y que te ha hecho recordar muchas cosas. Entiendo lo que dices de la morriña, me pasa lo mismo con Chile ;-)

Este libro lo vi hace unos meses y después de echar un vistazo decidí que no me iba a gustar así que lo dejé. Ahora no lo descarto en absoluto.

Me ha encantado tu reseña, con ese broche final ;-)

Besos!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Narayani,

Si el libro me ha gustado es porque Madrid me gusta todavía más. Tienes que leerlo creo que te hará disfrutar mucho. Me alegro de que te haya gustado la reseña mi pequeño homenaje a una ciudad que me ha dado tanto. Un besazo muy fuerte.

Al calor de los libros dijo...

gracias por la aclaración :)

Goizeder Lamariano Martín dijo...

De nada! Para eso estamos. Muchos besos.

Publicar un comentario

Cuéntanos todo lo que te apetezca pero siempre con respeto y educación hacia los escritores, sus obras, la autora del blog y los demás comentaristas. ¡Muchas gracias por comentar!

 

Cuéntate la vida Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review